Blog de una pilatera aficionada

9 cosas que aprendes en pilates

Beneficios, Ejercicios, Varios

9 cosas que aprendes en pilates

Cuando empiezas a hacer pilates, poco a poco te vas dando cuenta de las cosas curiosas que aprendes en clase, y que algunas de ellas son muy útiles en tu vida diaria. A mí esto me sorprendió un montón al principio, casi sin pensarlo estaba aplicando muchas historias pilateras a mi vida cotidiana. Os voy a contar hoy algunas de estas aplicaciones curiosas del método Pilates. A poco que hayáis practicado os sonara mucho todo lo que cuento, y si no ya lo iréis viendo.

CAMINAS DE MANERA DIFERENTE

Esto es muy curioso; al principio casi te obligas a andar “modo pilates”, y te parece imposible, pero ¡llega un momento en que te sale solo sin pensarlo! Es una postura mucho mejor  que la habitual en todos los sentidos. Normalmente andamos con la lumbar relajada (lo que se traduce en sacar tripa y culo) y los hombros encorvados hacia delante haciendo chepa en la espalda. Preciosa estampa, no? 😉 Caminando como aprendes en pilates luces mucho mejor estéticamente y además estás fortaleciendo abdomen y la espalda sufre menos si pasas mucho tiempo de pie. Ah, y encima pareces más alto! No está mal para empezar, verdad?

SABES RELAJAR LA ZONA LUMBAR CUANDO SE CARGA

Mano de santo cuando llevas horas de pie o caminando y tienes los riñones “al jerez”. A quién no le ha pasado que después de un día de pie, trabajando, de compras, de turismo… lo que sea… acabas con los riñones destrozados. Pues un truquito pilatero es hacer imprint para aliviar; redondeas un poco la lumbar y no lo nota nadie! Si puedes ser más indiscreto también es genial redondear toda la espalda arriba y abajo para estirar y relajar un poco la zona, y lo puedes hacer de pie, sentado, tumbado…

ERES CAPAZ DE DISOCIAR LOS MOVIMIENTOS DE TU CUERPO

Puedes subir un brazo sin subir el hombro, por ejemplo, y de mover una pierna sin mover la cadera. Tipo robot, para entendernos. Para hacer esto hay que activar los músculos que impiden el movimiento de las demás partes del cuerpo; no es tan sencillo, pero de eso se trata. A priori no parece que esto sea muy útil, pero aprenderlo te ayuda a ser consciente de tu cuerpo y sus movimientos.

PUEDES RESPIRAR HACIA UN SOLO PULMÓN

Bueno, algo de aire va hacia el otro pulmón también, pero muy poco, y apenas se mueve el lado que no queremos. Para qué sirve esto? Pues no se, pero aprendes a ser consciente de tu respiración y a controlar tu cuerpo, que ya es bastante, no?

RESPIRAS MANTENIENDO EL ABDOMEN QUIETO

En pilates todos los ejercicios se hacen manteniendo el ombligo dentro, o lo que es lo mismo, con el abdomen plano planísimo. Para ello hay que impedir que se mueva dentro y fuera como lo hace con la respiración normal, por eso en pilates se respira de una manera especial. Hay que enviar el aire solo hacia las costillas, a los lados y atrás, no al abdomen.

APRENDES A HACER ABDOMINALES DE VERDAD

Gracias al tipo de respiración hacia las costillas, puedes mantener el abdomen plano durante todos los ejercicios independientemente de si estás cogiendo aire o soltándolo. A la hora de hacer abdominales trabajas de otra manera, implicando de verdad toda la musculatura de la zona, cosa que es imposible si sacas la tripa cada vez que haces el esfuerzo.

FLEXIONAS LA ESPALDA VÉRTEBRA A VÉRTEBRA

Sí, sí. Una a una, como si fuera una cremallera, para arriba y para abajo. A veces hay zonas de la espalda que cuesta flexionar poco a poco y van en bloque, pero con el tiempo nos vamos soltando y oye, vas moviendo las vértebras de una en una! Te quedas nuevo, descomprimido y dejas de ser un bloque de cemento armado.

SABES ALINEAR TODO TU CUERPO

Eres capaz de estar perfectamente derecho, simétrico, con las articulaciones bien colocaditas y alineadas, y con la espalda bien recta. Como no vamos a parecer más altos! Y hasta más guapos diría yo… 😉

ERES CAPAZ DE ACTIVAR TU SUELO PÉLVICO

Parece una tontería, nadie se da cuenta más que tú, pero esto sí que tiene utilidad, sobre todo para las mujeres. Al principio cuesta ser consciente de esta activación, pero se aprende, como todo, y va muy bien para temas de post-parto, menopausia y asuntos de ese tipo.

Voy a dejarlo aquí porque la lista podría ser interminable. Los que hacéis pilates supongo que os habréis sentido identificados con estas “curiosidades”, y los que no quizás os haya sorprendido alguna cosa. Espero que sea así en los dos casos.

Ya sabéis cómo va esto: Si os ha gustado, compartid porfa! Y si queréis recibir aviso de los próximos posts en vuestro mail podéis registraros arriba.

HOLA

HOLA

Soy Belén, una alumna pilatera sin pretensiones y autora de este blog. Si eres aficionado al pilates, o si quieres empezar, y te gustaría aprender cosas sobre el método, estás en el sitio correcto. Leer más...