Blog de una pilatera aficionada

Esos días que te da pereza ir a pilates

Clases, Consejos, Varios

Esos días que te da pereza ir a pilates

Te encanta ir a clase, sales como nuevo, te viene fenomenal para todo… y aun así, algunos días te entra una pereza terrible y te dan ganas de no ir. Siempre es fácil encontrar alguna excusa cuando la pereza se apodera de nosotros: estoy cansado, he tenido un día largo, me duele la cabeza, no me encuentro bien, llueve, hace frío, voy justo de tiempo, tengo trabajo, tengo que hacer recados… va a caer un meteorito… Cualquier cosa vale, verdad? 🙂

Hay millones de razones por las que un día decidimos que no vamos a clase. Y qué pasa? Que luego nos arrepentimos! Irremediablemente.

Yo la verdad es que si no es por fuerza mayor procuro no faltar ni un solo día. Aunque a veces se te haga bola, merece la pena el esfuerzo y al salir de clase piensas: “qué bien que decidí venir!”

LAS EXCUSAS

Así que no valen las excusas:

  • Que estás cansado? Más lo estarás luego. Piensa lo bien que vas a dormir por la noche.
  • Que has tenido un día largo? Así desconectas un poco, que nunca está de más.
  • Que te duele la cabeza? Una aspirina y pa’ lante!
  • Que no estás muy cristiano? Si no es muy grave, seguro que hasta te sienta bien.
  • Que llueve? Ah, para eso se inventaron los paraguas.
  • Que hace frío? Anorak y calefacción, no hay problema.
  • Que hace calor? Bueno, existe el aire acondicionado. (Vale, ahora no procede mucho…)
  • Que vas justo de tiempo? Tienes trabajo? Tienes que hacer recados? Organízate que seguro que encuentras el hueco.

TE ARREPENTIRÁS

Si al final alguna excusa tonta te ha convencido para no ir a clase… te vas arrepentir… y lo sabes, que diría aquél. 😉

  • Porque sabes que si hubieras querido habrías podido ir.
  • Porque se te hace muy largo el tiempo que pasa entre dos clases cuando faltas a una (lo normal es ir un par de días a la semana)
  • Porque tu dolor de espalda te lo va a recordar.
  • Porque tus músculos te lo van recordar en la próxima clase. Agujetas, sí.
  • Porque luego quizás hay días que tienes que faltar porque de verdad ha caído el meteorito y se te juntan demasiadas “pellas”.
  • Porque te da mala conciencia, con lo caro que te sale!!

Yo intento no parar ni en verano, quitando si me voy de viaje, claro. Es que luego cuesta horrores coger el ritmo! Es una pena la mala memoria que tiene el cuerpo: lo que consigue en 6 meses se le “olvida” en 15 días. No hay derecho, pero es así.

TIENE ARREGLO, NO TE LIBRAS

Vale, a pesar de todo hay días que vas a faltar, no queda otra. Si estás enfermo o estás de viaje pues no vas, obvio, pero en casi todos los centros ofrecen la posibilidad de que recuperes esas clases a las que has faltado. Así que si no vas a la recuperación te tienes que buscar otra excusa más!

Pues nada, que aunque truene o caigan chuzos de punta, a pilatear todo el mundo!

Nos vemos, pilateros. No paséis demasiado frío.

Ah, si compartes, guay. Si te registras mejor todavía. Y si quieres comentar no te cortes, no tienes ni que dejar tu mail. 🙂

HOLA

HOLA

Soy Belén, una alumna pilatera sin pretensiones y autora de este blog. Si eres aficionado al pilates, o si quieres empezar, y te gustaría aprender cosas sobre el método, estás en el sitio correcto. Leer más...