Blog de una pilatera aficionada

Aparatos diferentes para pilates suelo

Aparatos, Clases, Ejercicios

Aparatos diferentes para pilates suelo

Hoy pensaba hablaros de los aparatos normales que se usan en las clases de pilates (aros, pelotas, bosu, cintas…), pero voy a dejarlo para otro día. Voy a hablaros de otros aparatos mucho más originales que estamos utilizando últimamente en las clases de suelo: el stool y los surikata. Toma ya! 🙂

gyrokinesis

A Rosa, mi “profe”, le encanta traer cosas nuevas, y uno de los últimos aparatos que nos ha traído son los stool. Seguramente pocos habéis oído hablar de ellos, pero dicho en castellano, son unos simples taburetes de cuatro patas. Habéis oído bien: taburetes! Al parecer se usan en otra actividad que se llama Gyrotonic, pero son muy útiles en pilates también. Cuando empezamos con ellos todas pensamos que qué bien dar la clase sentadas, qué comodidad! Pero poco duró la alegría… Resulta que se pueden hacer ejercicios bastante duros en posiciones distintas sobre las banquetas de marras. Sentados: subiendo piernas, doblando espalda, rotando para todos lados… Tumbados: encima del taburete como si voláramos también podemos sufrir bastante. Y tumbados en el suelo con los pies o piernas encima del stool, otro tanto. En fin, que parecía muy cómodo, pero uff… qué paliza!

surikata

Otro cacharrito curioso que usamos últimamente se llama surikata. Con ese nombre supongo que sea idea japonesa como mínimo. Son unos discos de madera, como si fueran una ensaladera, pero sin hueco, macizos (los podéis ver en la foto). Y para qué sirven? Para complicarnos la vida, como siempre. Se ponen con la parte redonda en el suelo, y la plana hacia arriba para poder pisar encima. Se pueden hacer un montón de ejercicios con los dos pies en un surikata o con uno en cada pie, y sirven para trabajar la estabilidad y el equilibrio.  Puedes hacer rotaciones de piernas, mover los tobillos, subir y bajar como si fuera un step… De momento te parece que te matas, pero como todo, es cogerle el truquillo. Llega un momento que casi los pisas como si no se movieran, pero hay que concentrarse, eso sí. Ah, y también hay ejercicios apoyando en los surikatas las manos o los antebrazos. Una juerga vaya… Al final, como casi siempre en pilates, se trata de estar bien derecho; y si consigues activar bien el centro es difícil que te caigas.

Para rizar el rizo también hemos utilizado estos discos haciendo ejercicios con las máquinas. Un poco estresante porque tienes que estar súper atento, pero es fenomenal hacer cosas nuevas, no? Por mí que no se acaben nunca.

Qué os parecen estos aparatejos? Los habéis probado? Si no es así decidle a vuestros profes que se pongan al día y ya veréis cómo dan otro aire a las clases.

Como siempre, os recuerdo que si queréis recibir aviso en vuestro mail de los próximos post, solo tenéis registraros. Prometo que no os llegará nada más que ese aviso, ni spam ni nada raro.

HOLA

HOLA

Soy Belén, una alumna pilatera sin pretensiones y autora de este blog. Si eres aficionado al pilates, o si quieres empezar, y te gustaría aprender cosas sobre el método, estás en el sitio correcto. Leer más...