Blog de una pilatera aficionada

¿Existen las agujetas en pilates?

Ejercicios, Varios

¿Existen las agujetas en pilates?

Es increíble cómo se olvida el cuerpo del ejercicio… Y por lo visto es peor con los excesos: más comida, más alcohol, más tabaco.. significan más agujetas a la vuelta. Vuelves a clase, y al día siguiente te duele todo!

SIEMPRE CON AGUJETAS

Bueno, en realidad yo no entiendo muy bien lo de las agujetas pilateras: llevo años haciendo pilates y cada dos por tres estoy con agujetas en diferentes sitios. No se si es que no acabo de ponerme en forma, o que cada vez me doy más caña, o que los músculos tienen mala memoria. Hasta mi madre me dice: -“¿Pero cómo puedes tener agujetas con la de tiempo que llevas?”- Pues sí. Y eso sin parones largos… Que cuando paro más de una semana por lo que sea, entonces sí que me quiero morir!

La gente piensa que pilates es un ejercicio tan light que no da agujetas. Ja! Yo cuando empezaba me dolían los sitios más raros: los costados del cuello, las costillas (por la respiración), y descubrí músculos que no sabia que estaban ahí. Dicen que es porque en pilates trabajas mucho la musculatura profunda, no solo los grandes grupos musculares, por eso a veces te duele y no sabes ni dónde!

POR QUÉ DUELE?

Pero esto de las agujetas es, o era, un tema controvertido. Hasta hace nada, lo que se decía es que se podían prevenir tomando agua y azúcar después del ejercicio. Mentira cochina, yo lo hacía y nunca funcionó. Antes se creía que el dolor de los músculos era producido por el ácido láctico que se generaba en ellos después del ejercicio intenso, y eso producía dolor, pero que tomando azúcar evitabas la formación de este ácido. Pamplinas.

Ahora dicen que no, que nos duele porque durante el esfuerzo se rompen las micro-fibras musculares y eso provoca inflamación y dolor. Yo no se si será verdad, o si en unos años inventarán otra cosa, pero tiene sentido. Y nada de azúcar, ahora “san ibuprofeno”, nuestro remedio universal, también es lo mejor para las agujetas; y seguir haciendo ejercicio, claro.  Solo es mejor estarte quieto cuando tienes ese tipo de agujetas que te hacen moverte como un zombi y que hasta te duele el roce de la ropa. Si no.. p’alante, aunque sufras un poco. Y muy importante: jamás  se te ocurra decirle a tu profe que tienes muchísmas agujetas, porque se alegrará y encima te hará trabajar más. 😉

MERECE LA PENA

Yo llevo un par de semanas que si no son las piernas, son los brazos, el culo… hasta las pestañas me duelen algunos días como hoy, jaja! Es lo que tiene el ejercicio, pero merece la pena; si no haces nada seguro que no tendrás agujetas, pero te dolerá la espalda y estarás peor en conjunto.

Ya sabes que  si no cuesta es que no lo estás haciendo bien, así que venga. Espero que para el próximo post ya hayáis recuperado la forma dentro de lo posible y no os duela nada.

Ah, antes de despedirme os cuento dos novedades: he creado una cuenta del blog en Pinterest. De momento es un experimento, soy nueva en esa red, pero tiene buena pinta. 🙂

Nos vemos, pilateros.

Si os ha gustado compartid porfa, o suscribiros con vuestro mail y os mantengo al día de las publicaciones.

HOLA

HOLA

Soy Belén, una alumna pilatera sin pretensiones y autora de este blog. Si eres aficionado al pilates, o si quieres empezar, y te gustaría aprender cosas sobre el método, estás en el sitio correcto. Leer más...