Blog de una pilatera aficionada

5 formas de aprender Pilates

Clases, Consejos

5 formas de aprender Pilates

Pilates ya no es una moda, parece que definitivamente llegó para quedarse, y si quieres aprender, actualmente hay mil posibilidades diferentes. No todas igual de buenas, pero ahí están. Vamos a hacer un repaso.

POR TU CUENTA

Hay unos cuantos métodos para hacer pilates sin la ayuda de un profesor. No es que sea muy buena idea para aprender, pero si ya tienes una base pueden valer para practicar tu solo.

  • Libros. Son el método más tradicional. Se pueden encontrar cientos de manuales que explican el método y los ejercicios, y traen fotos y explicaciones muy detalladas, incluso modificaciones por si las necesitas. Pero la verdad es que aprender pilates a través de un libro lo encuentro más que complicado…
  • Vídeos. Venden DVDs solos, o como complemento de libros y aparatos de pilates, pero ahora lo que triunfa son los vídeos que vemos en nuestros ordenadores, tablets y móviles. Si entras en Youtube y pones “ejercicios de pilates” no quiero ni pensar todos los resultados que puedes encontrar. Antes todos eran en inglés, pero ya ha cambiado mucho la cosa.
    Si quieres algo más organizado y no buscar vídeos a lo loco, he visto que también existen webs -en español- que se dedican a ofrecer vídeos de clases a cambio de una pequeña cuota mensual.
    Seguramente será mejor que lo de los libros, por eso de ver los movimientos de verdad y no en fotos, pero aun así, a no ser que ya sepas bastante… tampoco creo que sea buena idea; Pilates no es como el aerobic de Jane Fonda (para quien se acuerde de aquello, y con todos mis respetos, jaja!)
  • Gimnasios low-cost. Empezaron las líneas aéreas y ahora desde la crisis hay low-cost para todo. Las clases de pilates en estos centros son mediante vídeos. Estás en una sala de un gimnasio siguiendo una clase, pero no hay profesor… Te pones un vídeo y sigues la clase así. Bueno… supongo que si no tienes espacio en casa… es como la opción anterior pero en un gimnasio espacioso y con aparatos seguramente. Lo mismo que antes: si eres nuevo de poco te va a servir.

He de decir que yo no he probado ninguno de estos métodos, pero lo único que encuentro positivo de ellos, por decir algo, es el precio. Ahora, no creo que saques mucho provecho si no eres ya un pilatero experimentado. Si eres nuevo es fundamental tener un profe que te indique, te corrija, te ayude, te asesore si tienes alguna limitación… Esto en pilates es especialmente importante porque tienes que estar pendiente de cada parte de tu cuerpo en los ejercicios, y es fácil que se te despiste algo. Y si lo haces mal, hasta puede ser contraproducente. Así que lo dicho, si eres nuevo, siguientes opciones:

EN CLASE CON UN PROFESOR

Si pasas de libros o vídeos y te pones a buscar clases de verdad con un profe, verás que las opciones de centros donde dan clases de pilates son de lo más variopinto: gimnasios de fitness, centros de yoga, de danza, de estética!, clínicas de fisioterapia, polideportivos, clubes… y estudios especializados. Todos tienes sus ventajas e inconvenientes, en este post lo contaba con detalle, pero si quieres hacer pilates de verdad lo más recomendable es un centro con un profesor especializado y con poquita gente.

En muchos de estos centros que he mencionado solo ofrecen clases de suelo en grupo, así que aparte del horario no tendrás que pensar nada más. Si prefieres un centro más especializado -creo que es la mejor opción- vas a tener que tomar un par de decisiones más: si quieres clases de suelo o con máquinas, y si prefieres clases particulares (individual/pareja) o en grupo.

  • Suelo o máquinas? Aparte del tema económico (en máquinas es más caro), normalmente cuando empiezas no tienes mucha información sobre qué te conviene más. Yo personalmente encuentro que empezar con suelo es más sencillo, puedes concentrarte en aprender las bases del pilates sin el añadido de complicarte la vida con el funcionamiento de las máquinas. No es que sean muy complicadas, por supuesto se puede empezar con máquinas directamente, pero quizás mejor paso a paso. Yo empecé yendo a clases de suelo unos años, luego a máquinas otros pocos, y ahora hago mitad y mitad alternando, simplemente porque me resulta más entretenido ir cambiando.
  • Clases particulares o en grupo. Las clases particulares (individuales o en pareja) son la mejor forma de aprender pilates y son lo mas recomendable si te lo puedes permitir. Pilates tiene un método de ejercicios muy precisos, y empezar con una atención personalizada es perfecto para no caer en vicios que luego son difíciles de quitar. Puedes encontrar clases de este tipo en los estudios de pilates o contratar un profesor que se desplace a tu domicilio.

Las clases en grupo son las más comunes. Son un método muy bueno para aprender siempre que el grupo no sea mayor de 8 personas, y sale mucho mejor de precio que una clase particular, claro… Pero aunque tu idea sea ir a clases colectivas desde el principio, es muy recomendable empezar con unas pocas sesiones particulares para aprender lo más básico y poder seguir una clase con más gente sin perderte. En algunos centros estas clases son obligatorias para los novatos.

Seguramente me dejo alguna cosa en el tintero, pero básicamente estas son las posibilidades que tienes si quieres empezar a pilatear. Así que como decía aquel: “busca, compara y si encuentras algo mejor…” 😉

Antes de acabar te recuerdo lo de siempre, que te puedes apuntar en Facebook al grupo Yo hago pilates o a la página I love Pilates, y si quieres recibir los post puntualmente en tu correo solo tienes que registrarte con tu nombre y mail de contacto.

HOLA

HOLA

Soy Belén, una alumna pilatera sin pretensiones y autora de este blog. Si eres aficionado al pilates, o si quieres empezar, y te gustaría aprender cosas sobre el método, estás en el sitio correcto. Leer más...