Blog de una pilatera aficionada

¿Es bueno hacer Pilates a diario?

Beneficios, Clases, Consejos

¿Es bueno hacer Pilates a diario?

Si has empezado a hacer pilates hace poco o si ya te ha picado el gusanillo, quizás te preguntes con qué regularidad te conviene practicarlo y si es bueno hacerlo todos los días.

Sabemos que pilates es un método seguro y efectivo, pero… más significa mejor? Yo creo que no es necesario hacer pilates absolutamente todos los días para notar cambios en tu cuerpo.  El inventor del método (Joseph Pilates) recomendaba hacer al menos 10 minutos cada día, pero no de cualquier manera.

En realidad hacer pilates unas pocas veces por semana es suficiente para notarlo, yo voy solo dos días a clases de una hora y ya lo creo que lo noto. Lo que pasa es que una vez que empiezas te picas, y si pudieras irías casi todos los días, sería genial. Ya lo he comentado alguna vez: pilates es muy adictivo! Pero ir a clases a diario es complicado (por tiempo o por economía), y para practicar en casa tienes que tener una base para hacer los ejercicios bien y que no sean contraproducentes. Hay gente que va a clases y luego sacan tiempo (o tienen la fuerza de voluntad) para hacer algo en casa. Yo la verdad es que soy incapaz…  Y tengo algún aparato, pero ni por esas. Bueno, los uso para estirar de vez en cuando. Eso cuenta? 😉

A lo que íbamos, si aparte de tus clases con profe te animas a pilatear a ratos en casa, debes hacerte un plan y tener en cuenta 3 cosas básicas:

  • Alterna los grupos musculares que trabajas

El pilates es una disciplina de fuerza entre otras cosas. Si habéis hecho alguna vez un entrenamiento de fuerza sabréis que los músculos necesitan descansar, no torturarlos a diario. Para conseguir fuerza deben reposar para recomponerse y coger fuerza sin agotarse.

En pilates se usa la fuerza, pero es diferente a un entrenamiento normal con pesas. El trabajo se hace educando el cuerpo para que trabaje de forma más eficiente, pensando y controlando cada movimiento, y se enfatizan cosas como la concentración, alineación, respiración y coordinación. Al ser un método que tiene en cuenta tantos aspectos nos da la oportunidad de poder hacerlo a diario centrándonos en diferentes cosas cada día.

  • No hagas demasiadas repeticiones

Joseph Pilates pensaba que los ejercicios tenían que ser variados, y que la manera de maximizar los efectos de cada movimiento era hacerlos con plena conciencia y pocas repeticiones. En una buena clase de pilates se trabajan grupos musculares diferentes, hay cambios de intensidad y ritmo, y se hace fuerza y se estira todo a la vez en cada ejercicio. Pero repetir la misma tabla de ejercicios todos los días no es aconsejable y sería muy aburrido, lo mismo hacer demasiadas repeticiones de un ejercicio en una sola sesión.

Este es un texto de Joseph Pilates que lo explica muy bien:

“La contrología (así lo llamaba él) no es un sistema extenuante de ejercicios horribles repetidos continuamente hasta el aburrimiento. Las únicas reglas fijas que debes seguir son que siempre debes seguir las instrucciones los ejercicios al pie de la letra, y mantenerte concentrado en el propósito del ejercicio mientras lo haces.”

  • Aprovecha la variedad de ejercicios

El método Pilates tiene una cantidad enorme de ejercicios distintos, por lo que puedes ajustarlos cada día para trabajar diferentes zonas y adaptarlos a la energía y las ganas que tengas.  Sería buena idea trabajar duro una zona un día, y los dos siguientes dejarla descansar un poco y cambiar a otra cosa. Así los músculos descansan y se hacen fuertes y mientras continuas con otra zona. Si vas a un estudio todos los días, tu profe tendrá preparadas las rutinas diarias, pero si vas a practicar en casa ya sabes: variación, pocas repeticiones y alternando zonas.

En conclusión, SÍ puedes hacer pilates todos los días. La clave está en variar los ejercicios, y alternar los grupos musculares que trabajas para que no  toque dos días seguidos lo mismo. Así que lo más recomendable es que hagas sesiones cortas trabajando zonas diferentes cada día.

En internet se pueden encontrar un montón de vídeos con clases cortas, por si te animas a hacer “horas extra” y no sabes cómo. Pero una cosa, solo es recomendable si ya tienes una base. Si nunca has hecho pilates búscate una clase con un profe y apréndelo bien.

En nuestro grupo de alumnos en Facebook a veces la gente nos pone sus fotos haciendo ejercicios en casa y me da una envidia… Yo estoy a ver si me aplico el cuento y hago algo, que la teoría me la se, pero tengo los aparatos de adorno!

HOLA

HOLA

Soy Belén, una alumna pilatera sin pretensiones y autora de este blog. Si eres aficionado al pilates, o si quieres empezar, y te gustaría aprender cosas sobre el método, estás en el sitio correcto. Leer más...