Blog de una pilatera aficionada

Mi experiencia en 4 centros de pilates

Aparatos, Clases, Consejos

Mi experiencia en 4 centros de pilates

Como sabéis hay muchos tipos de centros que dan clases de pilates, desde gimnasios a clínicas de fisioterapia o estudios especializados. Yo he pasado ya por 4 centros desde que empecé hace unos cuantos años; y creo que mi nivel y el de los centros donde he ido han ido subiendo al mismo ritmo. Todos son (o eran) centros especializados en pilates y siempre fui a clases de grupo (pequeño, eso sí) y con buenas profes que sabían lo que hacían. Pero aún así, no he encontrado dos sitios iguales: siempre pilates, pero siempre distinto. Ya veréis.

SOLO SUELO

La primera vez que me puse a buscar clases de pilates fue por recomendación de mi fisio, problemas de espalda, ya sabéis… De eso hace más de diez años, y en una ciudad pequeña como la mía no había mucha oferta que digamos, pero tuve suerte y encontré un centro pequeñito no muy lejos de mi casa.

Solo había un espacio diáfano para las clases y allí mismo tenían un cadillac, dos reformer y un barrel si no recuerdo mal. Las clases de grupo eran de suelo con aparatos (aro, bosu, cintas elásticas…) y las máquinas solo se usaban en las clases preparatorias, individuales y poco más. Estuve allí varios años haciendo solo suelo, aprendiendo la base del método Pilates, y encantada de la vida. Pero me mudé y me busqué otro centro que me pillara cerca de mi nueva casa.

CIRCUITO CON MÁQUINAS

Por esta época ya había más centros donde elegir, y a pesar de vivir alejada de la ciudad encontré uno cerca. Era parecido al primero: chiquitín, con un solo espacio diáfano para suelo y con algunas máquinas. Las clases eran de grupo también, pero hacíamos circuitos y probábamos así todas las máquinas: cadillac, reformer, barrel, chair…

Ahí aprendí a utilizarlas más o menos bien, y como el suelo lo tenía ya más o menos controlado, pues me vino genial el cambio. Las probé todas y me pareció muy divertido, pero más difícil también, al menos al principio. Hay que acostumbrarse a otro tipo de ejercicio, con la misma teoría, pero con unos aparatos que te ponen (o quitan) resistencia, y que se mueven!

Lo malo de las clases tipo circuito es que hay que perder mucho tiempo ajustando las máquinas para cada persona y además supongo que para el profe no sea fácil controlar a 6 personas cada una haciendo un ejercicio distinto en una máquina diferente… Un poco locura, pero es el único sitio donde he utilizado todas las máquinas de pilates, así que buena experiencia también.
Pasaron un par de años, el centro cerró y otra vez tuve que buscar uno nuevo.

REFORMER

Esta vez acabé en un centro pequeño también, una sola clase con 6 reformers con torre y apenas espacio para clases de suelo. Todas las clases eran en el reformer y utilizábamos aparatos también. Puede parecer aburrido todos los días el mismo aparato, pero qué va, hay tal cantidad de ejercicios que cada clase era diferente. Y con las cintas, pelota, rulos y demás no te aburres nunca. En este centro le cogí el truco al reformer y vi la cantidad de posibilidades que tiene.

Pero otra vez me mudé, y otra vez busqué un sitio nuevo para pilatear.

SUELO + MAQUINAS

En mi última mudanza conocí el centro al que voy ahora. Es el más grande de todos con diferencia y tiene espacios diferentes para clases de suelo y máquinas. Voy dos días a la semana, uno hago suelo y otro máquinas.

En las clases de suelo usamos aparatos varios, algunos muy originales de los que os hablé en otro post, y tiene una especie de torres como la del reformer pero pegadas a la pared, con cintas y straps para hacer algunos ejercicios casi como si estuvieras en una máquina. Las clases de suelo son muy entretenidas con tantos aparatos; entre las torres, la barra de ballet, los aparatos habituales, el TRX  y demás, hacemos cosas que en suelo simplemente no se podría.

Los días de máquinas usamos el reformer con torre y con implementos también muchas veces. Somos muy poquitas en clase y es genial, aprendemos un montón!

Para mí es lo ideal alternar clases de suelo y máquinas, me lo paso pipa. 🙂

Ya ves que he estado en 4 centros y cada uno era de una manera, pero ha sido perfecto para mí porque he ido aprendiendo por fases, poco a poco… y sin haberlo planeado! Y cada centro al que he ido me ha parecido mejor que el anterior, pero encontrar uno que supere al de ahora sería realmente muy difícil. Espero no mudarme en una buena temporada! 😉

No tengo experiencia en gimnasios u otro tipo de centros, pero si quieres ver las diferentes posibilidades y sus ventajas e inconvenientes puedes echar un vistazo a este post de hace unos meses.

Te recuerdo que compartimos un montón de artículos interesantes sobre pilates en la página de Facebook, y que tenemos un grupo de alumnos pilateros al que te animo a unirte.

HOLA

HOLA

Soy Belén, una alumna pilatera sin pretensiones y autora de este blog. Si eres aficionado al pilates, o si quieres empezar, y te gustaría aprender cosas sobre el método, estás en el sitio correcto. Leer más...