Blog de una pilatera aficionada

11 hábitos del buen profesor de pilates

Clases, Varios

11 hábitos del buen profesor de pilates

El post anterior iba de cosas que no debe decir un profe de pilates en sus clases; hoy para compensar voy con el lado positivo, con esos detalles que hacen que un profe nos guste o no, independientemente de sus conocimientos (que los damos por sentado)

Estos son 11 hábitos de un buen profe de pilates:

1. ES PUNTUAL

No solo empieza la clase en hora, si no que está un poco antes para poder relacionarse con los alumnos. No llega, da la clase y adiós. Se da una vuelta entre ellos, pregunta cómo están… No hace falta ser amigos, pero así se crea buen ambiente y da confianza.

2. ES EL QUE MÁS SABE (Y LO DEMUESTRA)

Un buen profe muestra seguridad y competencia, aunque sea su primera clase o esté nervioso. Sabe más que cualquiera de sus alumnos y se nota en su actitud, su tono de voz… todo.

3. TOCA

En pilates es importante a veces que te corrijan o te indiquen algún movimiento guiándote con las manos. Es normal un profe que toque a sus alumnos, debe hacerlo, siempre con naturalidad y educación, claro. Si es forzado mejor no hacerlo.

4. CONOCE A LOS ALUMNOS

Un buen profe conoce a todos sus alumnos y les llama por su nombre. También les presenta cuando se incorpora al grupo alguno nuevo. Esto es complicado en grupos grandes, pero lo intenta al menos.

5. NO PIDE, ORDENA

Es firme en sus clases. Ordena y manda en plan capitán general, si no parece inseguro y le harán caso.. o no.

6. ASUME SUS ERRORES

Los profes son humanos y como tales se equivocan. Pueden olvidar un ejercicio de la serie o equivocarse en el color del muelle que hay que poner o cualquier cosa. Pero no pasa nada, pide disculpas y retoma de forma natural sin perder tempo en explicaciones.

 7. CORRIGE, CORRIGE Y CORRIGE

Todos podemos hacerlo mejor. El buen profe no deja de corregir a sus alumnos. Esto demuestra que está pendiente, que se fija en los detalles y que le gusta que sus alumnos se superen.

8. HABLA BIEN DE SUS COLEGAS

Si tiene compañeros y comenta algo de sus clases, nunca es negativo. Queda muy feo que los alumnos noten que hay competencia entre profes.

9. REFUERZA A LOS ALUMNOS

Si el alumno hace un buen ejercicio se lo dice. No por quedar bien o hacer la pelota, el refuerzo anima a seguir esforzándose y demuestra que se fija en lo que hacen los alumnos.

10. TIENE UN RITUAL DE FIN DE CLASE

Hace algo que indica que la clase llega a su fin para no acabar el último ejercicio y de repente adiós. Es como un aviso. Un estiramiento, respiración o lo que sea a modo de cierre.

11. SOCIALIZA DESPUÉS DE CLASE

Como al principio, después de clase da un poquito de palique a los alumnos para ver qué tal ha sido la sesión, si están cansados… Obtiene un feedbak que puede serle útil.

Seguro que hay montones de cualidades más que me dejo en el tintero. Si se te ocurre algo puedes compartirlo en los comentarios. 😉

PS. Hoy me despido un poco del blog hasta después del verano. Pero seguimos en contacto en la página y el grupo de Facebook con nuestras cosas pilateras, eh? Que disfrutéis el verano todo lo que podáis. Y los que estáis en la parte sur del mundo… ánimo, que fresquito no se está tan mal. 🙂

HOLA

HOLA

Soy Belén, una alumna pilatera sin pretensiones y autora de este blog. Si eres aficionado al pilates, o si quieres empezar, y te gustaría aprender cosas sobre el método, estás en el sitio correcto. Leer más...